Destacado Imprenta

Adiós a las rachas

Dominios: un espacio donde el tiempo y el marcador se decantan siempre por la misma figura y se abre la disyuntiva bajo la misma pregunta: ¿hasta cuándo?

Pero un día termina: la balanza cambia de parcialidad y se entrega a la frescura de ver lo que no se había podido. Presenciar un cambio, inevitable en una confrontación deportiva, aunque el tiempo le de una dimensión a lo contrario.

Esta semana, la NFL vio rotas tres rachas, que brindan ese aderezo de equidad, por lo menos en la idea, de estas 32 franquicias que congregan el mejor futbol americano del mundo.

En Cleveland, la historia dio un capricho, pues por primera vez desde 1990, los Browns terminaron derrotando a los Broncos, después de ligar 11 derrotas de manera consecutiva, curiosamente ambas por un punto, siendo la última de 30-29 y esta 17-16, ambas por cierto, en Denver.

Las otras dos, aunque también ya de un dominio notable, son duelos que se cuentan por pares cada año, lo que puede verse como un arma de doble filo: una paternidad con un equipo que se ve constantemente o simplemente una racha.

La primera dio comienzo a la semana 15 de esta campaña, cuando los Chargers fueron con todo al final y con una conversión de dos puntos ajusticiaron a los Chiefs, quiénes ya llevaban diez partidos de manera consecutiva donde terminaban ganando el cotejo.

En el oeste de la Nacional, un fenómeno similar tuvo pie, cuando los Niners finalmente pudieron derrotar a los Seahawks por primera vez en nueve encuentros, siendo esta un domino particular para los del estado de Washington, incluyendo, hace no tanto, encuentros de postemporada que desembocaron en triunfos plumíferos.

Como nota aparte, también, los Bears de Chicago rompieron una racha de ocho juegos consecutivos perdiendo frente a sus grandes rivales Packers jugando en casa, lo que además, significó su pase a la postemporada vía campeonato divisional.

Dominios que van y vienen: las respuestas que van cayendo y responden la pregunta: ¿hasta cuándo?

 

@omarrgc 

Omar García
Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar. Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más. Packer/Puma/Diablo/Met/Magic

Comments

comments

Conoce al autor

Omar García

Omar García

Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar.

Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más.

Packer/Puma/Diablo/Met/Magic