Destacado Imprenta

‘Birdie’ para el golf mexicano

Cuesta trabajo pensar que el deporte que mayores éxitos internacionales le reditúa a México sea uno de los menos populares y con menos ruido en los medios deportivos nacionales. Bajo ese contexto y por tercer año consecutivo la crema y nata del golf llegaba al Club de Golf Chapultepec para disputar el WGC Mexico Championship, uno de los torneos más importantes en el PGA Tour, máximo circuito del golf mundial. Pero incluso si esa descripción no bastara, la participación de nueve de los 10 mejores golfistas del mundo y 48 de los mejores 50 sí lo hizo.

A ello, apenas unos días antes de que llegaran los mejores swings a la capital mexicana, se sumaría la confirmación del que para muchos es el mejor golfista de todos los tiempos, un tipo que nunca había pisado los fairways mexicanos y que sólo había visitado Latinoamérica una ocasión: Tiger Woods. Su Majestad llagaba después de un magnífico cierre de 2018 y con la intención de recuperar el cetro que años atrás había dejado. Pero también lo hizo para que por primera vez en sus tres años de historia, se agotaran los boletos del torneo.

Se jugaron las primeras dos rondas y el público –con una euforia desenfrenada por ver jugar a Tiger a lado del mexicano sensación y mejor posicionado en el ranking mundial, Abraham Ancer–, demostraba que aunque no se hablara de golf, sí había afición. 

Pasadas las 3 rondas de cuatro por jugar, Dustin Johnson, quien fuera campeón en suelo mexicano en 2017 lideraba el torneo con una ventaja de cuatro golpes, pero a pesar de ello, el bullicio entre hoyos seguía escuchándose del grupo de Tiger Woods. La historia se repitió para el domingo hasta que Tiger dejó de contender por el torneo y fue ahí que Dustin Johnson, Rory McIlroy y Patrick Reed, se ganaron el derecho de la atención de cientos de seguidores, que entre comida, bebida y un buen clima le dieron color al Club de Golf Chapultepec. 

Al final, Dustin Johnson repitió la hazaña de 2017 y con ello llegó a 20 victorias en el PGA Tour, lo que lo acredita como miembro vitalicio del prestigioso circuito y reafirma su lugar entre los mejores de la historia reciente de este deporte.

“Este es un juego de fallos. El jugador que mejor falle, gana”, decía Ben Hogan, leyenda del golf mundial y considerado uno de los mejores en la historia. Una frase que en plena cuarta transformación aplica para el WGC Mexico Championship, pues en medio de cortes presupuestales para los eventos deportivos en la Ciudad de México por parte del gobierno federal, la organización del exitoso torneo mexicano está lejos de temer por su continuidad gracias a la iniciativa privada comandada por Grupo Salinas que tiene la intención de terminar su contrato con la PGA e ir por más.

 

@josedanielsan_

Daniel Sánchez
Estudiante de Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Intelectual y amante del deporte. Periodista deportivo en potencia.

Comments

comments

Conoce al autor

Daniel Sánchez

Daniel Sánchez

Estudiante de Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Intelectual y amante del deporte. Periodista deportivo en potencia.

Comentar

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *