Destacado Imprenta

Boston: en los cuernos de la luna

Si Cleveland es la ciudad de la ilusión, Boston es la capital de los títulos. El siglo XXI ha constituido el espacio temporal donde por lo menos en una ocasión, los cuatro equipos de la ciudad han brindado joyería a su afición.

El caso más reciente, con los Red Sox, siendo además, el equipo que más títulos presume en las Ligas Mayores en este lapso y flamante campeón después de despachar a los Dodgers 5-1 en el quinto juego y garantizar su octavo banderín, pero empezando todo en 2004, cuando se exorcizó la “maldición del Bambino” y se dieron el lujo, antes de proclamarse campeones, de despachar a los Yankees tras perder los primeros tres juegos de la Serie de Campeonato de la Liga Americana. Tres años más tarde, refrendaron el domino frente a los Diamondbacks, quiénes no pudieron extender la serie hasta el quinto partido.

Luego, en 2013, una de las Series Mundiales más memorables de los últimos años, cuando dos potencias, tanto los Cardinals, como los patirrojos tuvieron un agarrón de seis juegos, donde David Ortíz “Big Papi” y John Lackey tuvieron un papel preponderante para conseguir el gallardete. Ahora, en este 2018, con Alex Cora como manager novato, los Red Sox conquistaron de palmo a palmo la temporada, llevándose el mejor registro de la liga con 108 triunfos y apenas 54 descalabros a los que se sumaron apenas tres más en la postemporada, uno frente a Yankees en la ronda divisional, Astros en la antesala de la Serie Mundial y el mítico partido de 18 entradas ante los Dodgers.

No tan cerca, pero de la misma región, los New England Patriots se han establecido como la dinastía de las dos décadas del siglo XXI, siendo el único multicampeón en ambas décadas, conquistando los Super Bowls XXXVI, XXXVIII y XXXIX ante Rams, Panthers y los Eagles y diez años después, conquistando la edición XLIX frente a Seattle y dos años después, llevándose el primer “super domingo” que se va a tiempo extra frente a los Falcons.

En la NBA, los Celtics son sinónimo de realeza, prosapia y tradición. Junto a los Lakers son la franquicia más ganadora, sin embargo, a últimas fechas, el éxito se ha asomado poco, pero no por ello ha desaparecido del todo y en 2008, con un trabuco, comandado por Ray Allen, Kevin Garnett y Paul Pearce, tuvieron uno de los momentos más dulces de su historia, venciendo a sus acérrimos rivales de Los Ángeles, todavía con Kobe Bryant en plenitud de capacidades. 17 títulos que siguen manteniéndolos en la pelea por ser el máximo ganador del máximo nivel de baloncesto en el mundo.

Finalmente, en la pista de hielo, los Bruins, otro equipo de mucha tradición en su deporte, con una sequía importante a cuestas para la primer franquicia de NHL fundada en Estados Unidos, pues desde 1972, no habían vuelto a tener la Stanley Cup en sus manos. Una serie de siete juegos, llevada al límite frente a los Vancouver Canucks desembocó en su sexto gallardete y de paso, completar de tetrafecta para la ciudad más exitosa hablando de deportes en las ligas estadounidenses.

@omarrgc 

 

Omar García
Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar. Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más. Packer/Puma/Diablo/Met/Magic

Comments

comments

Conoce al autor

Omar García

Omar García

Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar.

Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más.

Packer/Puma/Diablo/Met/Magic

Comentar

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *