Destacado Imprenta Lo de hoy

Campeón Irregular

Por: Vanessa Yeroham


“Si pensás que estoy derrotado, quiero que sepas que me la sigo jugando” – Juan Martín Del Potro.


 

En la historia del tenis hemos tenido el privilegio de ver a los más grandes y ver unos partidos que se quedan para la historia. Podemos ver como lo mental es igual de necesario para ganar que cualquier técnica y que no importa en que posición estese m el ranking en ese torneo, cualquiera puede tener un buen o mal día.

El tenis se ha vuelto de época y hemos podido crecer con ella. Desde 1990 hasta el 2011 era de 25 años, hoy en día está en 29 y no es una casualidad. Esto se debe a los jugadores que han presentado un tenis de gran nivel y constancia, tanto que hasta ha marcado una época en todos nosotros.

Cuando pensamos en un jugador de tenis que represente la esencia y elegancia del mismo, el primero que viene a la mente es “Su Majestad” Roger Federer. Cuando nos piden que escojamos a un jugador que suda cada gota en la chanca y con tiros imposibles, Rafael Nadal es el primero que viene a la mente. Si nos dicen que jugador pensamos que se ha mantenido a la altura, constante y con una técnica impecable, sin dudar respondemos que es es Novak Djokovic. Pero si nos dicen que jugador quisiéramos que por su grandeza se hubiera mantenido en los mejores pero no pudo es Juan Martín del Potro.

Cuando empezó todos nos dimos cuenta que estábamos viendo a un jugador excepcional, con picardía y sin miedo a nada. Es el jugador que logró ganar 4 torneos consecutivos en su primer año de carrera y el que logró arrebatarle un U.S. Open en el 2009 a Roger Federer en un partido inolvidable, a pesar de que siguen pasando los años.

Después de esta gran hazaña que prometía mucho, Delpo entró en una irregularidad debido a sus lesiones y estuvo un par de años sin enseñar su mejor tenis hasta regresar para ganar la medalla de bronce en Londres 2012. Sin embargo, las lesiones lo siguen y volvió a entrar en una racha que no lo permitió ver las chanchas un tiempo.

Siempre ha sido un guerrero que a pesar de tener lesiones que mucha gente lo podría en el retiro, él no se ha dejado y ha vuelto a las canchas como el grande que todos queremos. Estuvo cerca de ganar la medalla de oro en Río 2016, obtuvo un segundo lugar en el U.S. Open contra Roger Federer, que no dejo que se repita la historia y ahora se corono campeón del torneo de Estocolmo.

A pesar de que no lo vemos suficiente, Delpo es el jugador que cada vez que juega hace que te vuelvas a enamorar del tenis y queremos ver triunfar una y otra vez. Esperemos que esta sea una nueva etapa que no lo tenga lejos de las chanchas y siga haciendo historia.

@vaneyero

Comments

comments