Destacado Lo de hoy

Con dulces recuerdos

Siete de la suerte. El número místico de los juegos. Dos dados que caen al primer disparo y construye o destruye fortunas. La apuesta siempre es con el o contra él: fichas que se recorren en el paño o un grito lapidario: la casa gana. Cruz Azul no ha conocido la derrota en lo que va del torneo y en su regreso al Azteca lucen imparables. Sin embargo, llegar a la jornada ocho invictos aún está lejos de ser el mejor arranque en su historia.

Por lo pronto, esta Máquina ya igualó a sus predecesores del Clausura 2005 con mismo número de victorias y de empates hasta este punto. Al final de aquella ocasión, terminaron segundos globales de la tabla con 31 puntos, sólo sucumbiendo en las semifinales ante el América.

Sin embargo, en tiempos más recientes, han podido ligar más juegos sin conocer la derrota, siendo nueve los obtenidos en el Clausura 2014 y Apertura 2017, siendo el primero de estos torneos, un récord de un empate y ocho victorias al hilo, consiguiendo la mayor cantidad de puntos en un inicio sin derrota para el Azul.

Pero la cima de esta lista tiene más de una connotación que un registro vacío de la temporada regular: el campeonato. Doce partidos sin conocer la derrota: cinco triunfos y siete igualadas en el Invierno 1997, encaminaron a Cruz Azul al subliderato y al último título cosechado en la Noria.

Siete de la suerte, ya casi una mitad de temporada sin conocer la derrota. Pero los demonios de Cruz Azul no se encuentran aquí: están en las rondas definitorias. Ahí es donde la fortuna tiene que ponerse de su lado.

 

@omarrgc 

Omar García
Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar. Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más. Packer/Puma/Diablo/Met/Magic

Comments

comments

Conoce al autor

Omar García

Omar García

Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar.

Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más.

Packer/Puma/Diablo/Met/Magic