Imprenta Lo de hoy

Cuando Rusia abre el telón

Finalmente llegó el día: la inauguración. El instante donde comenzó la fiesta y hay un momento de igualdad entre todos los países: todos con las mismas estadísticas. Cuando la Copa sale, los discursos de pronuncian y en este caso, Rusia, apelará a una cultura por demás rica para mostrarse al mundo por primera vez en un megaevento deportivo desde Sochi, aunque quizá más desde los Juegos Olímpicos de Verano de Moscú, cuando todavía la hoz y el martillo ondeaban en su bandera.

giphy.gif

En cuestiones mundialistas, la Unión Soviética tuvo un pasado glorioso. De hecho, 31 de los 40 partidos que ha disputado esta Selección en los Mundiales cargan bajo ese nombre y donde consiguieron, en 1966, el mejor resultado de su historia.

Pero en cuestión de inauguraciones, fue precisamente cuando llegaron como cuarto lugar reinante, si se le puede llamar así, cuando abrieron por única ocasión, hasta este momento, la Copa Mundial de la FIFA ante México en un pletórico Estadio Azteca.

8e871ae75c38df8517d38946efb4b784.jpg

Aquella tarde representó la penúltima ocasión en que un anfitrión arrancó la fiesta hasta que regresó la tradición en Alemania 2006, después de que en siete Mundiales, los honores corrieran a cargo del campeón.

Aunque aquella inauguración tuvo un arranque de nada para nadie, con un 0-0, el partido vivió, por primera vez, una amonestación en un Mundial, siendo Evgeny Lovchev el primer en verla, donde se sumaron Gennadi Logofet, Kakhi Asatiani y Givili Nodiya por los soviéticos y el capitán Gustavo Peña por México.

Este significó la primer igualada sin goles en un partido inaugural en la Copa del Mundo, compartiendo el dato con Alemania y Polonia, quienes iniciaron el torneo de 1978.

48 años después, hoy ya no hablamos de tele a color como el avance para el Mundial, sino la alta definición. Rusia ya no tiene una bandera completamente roja como estandarte, pero si vuelve a abrir la Copa del Mundo: esta vez como anfitriones.

Omar García
Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar. Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más. Packer/Puma/Diablo/Met/Magic

Comments

comments

Conoce al autor

Omar García

Omar García

Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar.

Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más.

Packer/Puma/Diablo/Met/Magic