Destacado Imprenta Lo de hoy

Del futbol al fundamentalismo

Cuenta la leyenda que Osama bin Laden se hizo presente más de una vez en Highbury, estadio donde solía jugar el equipo inglés, Arsenal. No hay otra razón más simple que el hecho de que le encantaba el futbol. En su vida se le ha atribuido  grandes y horrendos actos terroristas, pero el más recordado data del 11 de Septiembre de 2001, el lanzamiento de dos aviones comerciales con pasajeros para derrumbar las Torres Gemelas de Nueva York.

Muchas personas dicen que el futbol es solo un deporte, hay otros que esperamos ansiosos los fines de semana para prender el televisor pero en lo personal, nunca se me había ocurrido que hasta el ser clasificado como más extremista podría gozar de este. Osama Bin Laden además  de imponer los principios del Islam, jugaba fútbol; y espero que al menos cuanto esto sucediera, su mente olvidara todas las barbaridades que quisiera haber cometido y dejó de cometer.

Lawerence Wright fue el encargado de escribir una biografía sobre Osama Bin Laden, describe que cuando jugaba futbol, lo hacía con pantalones largos, cosa que sus seguidores imitaron, al empezar y al terminar los partidos, rezaban sobre el Corán.

La explicación de ser aficionado de este equipo inglés es que por ahí de los años 90’s, Bin Laden vivió en Londres, donde llevaba a cabo varias transacciones de armas para su ejército. El equipo era entonces de George Graham jugaba en el estadio Highbury y no hay evidencia, pero se dice que estuvo al menos dos veces apoyando a su equipo, contando la final de la Copa de Europa en Copenhague ante Parma, gritando y celebrando el gol de Alan Smith. Tiempo después, el club inglés se reservó el derecho de admisión del terrorista a su actual estadio, el Emirates Stadium.

La hinchada incluso le creó una porra, la cual por algunos otros aficionados fue muy mal vista por todo lo que se le atribuyó a Osama Bin Laden, la letra:

 

Se esconde cerca de Kabul,

Es hincha del Arsenal,

Osama

¡Oh oh oh oh!

 

En Medio Oriente las reglas son tan estrictas que no hay variedad de lugares para divertirse, eso explicaría el porqué allá el futbol es tan importante, no solo para Osama, si no para terroristas de la región en general. Si lo analizamos más a profundidad, son los mismos objetivos que ellos buscan: la derrota de un enemigo, una pasión tradicional masculina y de alcance global. Pero esta pasión no es fundamento para que los equipos de Oriente tengan nivel para ser potencia futbolística, no hay en realidad equipos que sean competencia contra conjuntos europeos, y me voy con Europa porque es lo que rige actualmente el nivel de un futbolista o de un club para saber si es válido tomarlo en cuenta como de alto nivel de competencia mundial.

Hace unos días el Al Jazira de Emiratos Árabes hizo sufrir por unos minutos (de la mano de la suerte y polémicas decisiones) al Real Madrid y sorprendió en el Mundial de Clubes, por lo que no sabemos qué giros nos puedan sorprender desde tierras lejanas aunque lo que sí es seguro, es que el futbol es para todos, hasta para los terroristas.

@marserrfarfan

 

Mariana Serrano
Nació en Toluca, Estado de México en 1995. Estudia Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Colabora en SinaloaDeportes con una columna propia sobre el deporte en México. El voleibol es el deporte del que más le gusta hablar.

Comments

comments

Conoce al autor

Mariana Serrano

Mariana Serrano

Nació en Toluca, Estado de México en 1995. Estudia Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Colabora en SinaloaDeportes con una columna propia sobre el deporte en México. El voleibol es el deporte del que más le gusta hablar.