Imprenta Lo de hoy

El “clásico” de la media temporada

Es el mes de julio y eso sólo significa la mitad de la campaña regular para el béisbol de las grandes ligas, y con ello, el ya tradicional juego de estrellas. Este año, se jugará la 89a edición y tendrá lugar en la casa de los Nacionales de Washington por primera vez en su historia.

El clásico de media temporada se jugó por primera vez el 6 de julio de 1933 en el Comiskey Park —emblemático estadio que fungió como casa de los White Sox durante 80 años, hasta su demolición en 1991—, con marcador de 4-2, en favor para los de la liga Americana. Desde entonces, la disputa por la hegemonía como la mejor liga ha sido pareja, la cual ha dejado 43 victorias para cada bando y dos insólitos empates, el segundo de ellos resultó en un cambio en las reglas después de las abrumadoras protestas de los aficionados.

El juego de estrellas comenzaba a tomar tintes aburridos y de poco espectáculo. La decepción y frustración del aficionado llegó al límite cuando en la edición 73 celebrada el 9 de julio de 2002, las autoridades decretaron un empate con el juego a 7 carreras, luego de que ambos equipos se quedaran sin lanzadores en la 11a entrada. Para el siguiente año y hasta entonces, a manera de incentivo, la liga ganadora es recompensada con la ventaja de la sede en la Serie Mundial, es decir, el llamado “clásico de otoño” abre en el estadio del equipo de la liga ganadora y tiene la oportunidad de regresar la serie a casa para los últimos dos juegos si así se requiere —la serie se disputa a ganar 4 de 7 juegos, repartidos 2-3-2, respectivamente.

El Nationals Park, recibirá a los 64 jugadores que mejor béisbol han estado desarrollando durante lo que va de la campaña, elegidos mediante un proceso de selección por votación del público, votación de los mismos jugadores, los seleccionados por la oficina del comisionado y el manager en gestión. Este último a su vez, elegido por su mérito como ganador de la Serie de Campeonato un año atrás, y que por ende disputó la Serie Mundial, siendo Dave Roberts de los Dodgers por la Nacional y A.J. Hincha de los Astros por la Americana, los responsables de dirigir a sus respectivos este año. Este año destaca la participación de 21 jugadores latinoamericanos, aunque ninguno es mexicano.

Anteriormente, y como tradición, se elegía la sede de manera alternada. Fue hasta 2007 donde esta constante se rompió, pues un año atrás la casa anfitriona fue la de los Piratas de Pittsburgh, lo cual indicaba que debía ser en casa de algún equipo de la liga Americana, pero fue la de los Gigantes de San Francisco. Aleatorio o por tradición, lo que sí es importante destacar es que, hasta 2010, la sede determinaba la participación del pitcher como bateador si el encuentro se realizaba en el estadio del representativo de la Nacional, de lo contrario, se consideraba la regla del décimo jugador para sustituir al lanzador, denominado como “DH” —designated hitter por sus siglas en inglés para bateador designado—, si el juego se llevaba a cabo en casa Americana. A pesar de ser una regla que se instauró en 1973, dicha regla se comenzó a utilizar en juego de estrellas a partir de la serie de 1989 celebrada en Anaheim, casa de los Serafines. A partir de 2011 en el Chase Field de los Diamantes de Arizona —de la Liga Nacional—,  la regla comenzó a utilizarse de manera general.

El All-Star Game, se llevará a cabo el 17 de julio a las 19 horas, tiempo del centro del país, y dejará a la liga vencedora como la máxima ganadora con 44 conquistas y quien podrá presumirse como “la mejor liga”, por lo menos durante un año —sin considerar que la liga Americana es la máxima ganadora de Series Mundiales con 65 aplastantes victorias por encima de los de la Nacional con 48—. La capital norteamericana ya ha recibido anteriormente el juego de estrellas, pero será por vez primera en la casa de la actual franquicia, dejando como única faltante a la de las Mantarrayas de Tampa Bay y quienes deberá esperar aún más, ya que el clásico de media temporada en su 90 aniversario, el año entrante, se celebrará en Cleveland y posteriormente en Los Ángeles.

@solo_shuz

Comments

comments

Conoce al autor

La Barra

La Barra

Comentar

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *