Imprenta Lo de hoy

El deporte pudo más: París y Bélgica

Hay fechas que esconden terribles sucesos y jamás se olvidan. Ese es el caso del 13 de noviembre de 2015: Paris y Europa vivieron una de sus más oscuras noches.

Aquel viernes pintaba para ser una gran velada en Francia. La selección gala enfrentaba a su similar de Alemania en duelo amistoso, en el Stade de France. Sin embargo, la fiesta que se vivía en la grada acabó. Dentro del ‘Coloso’ de Saint-Denis se actuaba con confusión ante la situación, pero fuera de él, inició la tragedia: El pueblo francés sufría un atentado por parte de atacantes suicida islámicos.

La capital parisina fue ataca con siete tiroteos, tres explosiones y la toma de rehenes en el teatro Bataclán. Estos lamentables hechos dejaron más de 400 heridos y cerca de 150 personas perdieron la vida. El mundo estaba de luto.

Para principios de marzo de 2016, en Bruselas, empezaron a ser apresados algunos de los partícipes de lo ocurrido el 13 de Noviembre, pero, como dice el dicho, “hierba mala nunca muere”. Ya se organizaba un segundo atentado contra Francia desde la capital belga, sin embargo, ante lo cerca que se estaba de atrapar a más ‘atacantes suicidas’, estos decidieron actuar, ahora contra Bélgica.

El 22 de marzo Bruselas fue víctima de tres explosiones: dos en el aeropuerto de la ciudad y una más en una de las principales estaciones del metro. El hecho dejó más de 30 muertos y 300 personas heridas. Una vez más, le tocaba a toda la gente unirse y salir delante de otro fuerte atentado.

El deporte rivaliza, pero también sensibiliza y hoy, incluso con un boleto a la final de la Copa del Mundo en juego, es más la hermandad entre dos ciudades y dos países que siguen recordando a sus caídos.

 

Comments

comments

Conoce al autor

La Barra

La Barra

Comentar

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *