Destacado Imprenta Lo de hoy

El eterno dilema

Concluyó el verano para la selección mexicana. A menos de un año del mundial que se celebrará en Rusia, se sufrieron dos grandes descalabros en la Copa Confederaciones y Copa Oro que nos vuelve a encauzar en un camino sin rumbo. Por una parte la afición y la prensa piden la continuidad del estratega Juan Carlos Osorio, mientras que un numeroso sector considera que su salida sería lo más justo para que alguien más tome la batuta.

¿Cuál será el futuro inmediato de la selección mexicana?

1) Los destinos de Osorio

La gloria

El metodólogo se aferra a las rotaciones mientras la afición azteca pide su cabeza. La selección consiguió su clasificación a la Copa del Mundo caminando, algo que no se había conseguido desde la época de La Volpe, aunque deja mucho que desear el nivel mostrado en el campo. Siguen los resultados positivos pero a la vez, las críticas hacia el sistema de juego no cesan augurando una catástrofe como lo vivido en Santa Clara en la pasada Copa América

Inicia el mundial. México debuta ante su similar de Brasil con todo el arsenal ofensivo, pero Neymar nos quita la posibilidad de sumar en el primer encuentro. Posteriormente, dos victorias por la mínima ante Nigeria y Polonia nos catapultan a octavos y nos hacen creer en la hazaña. Y si, el eterno enemigo llamado Estados Unidos cayó de la mano de Oribe Peralta y Tecatito Corona para consagrar la mejor participación de la selección en copas del mundo. De villano a héroe nacional, Osorio celebra con sus jugadores y la afición en el Ángel de la Independencia.

Las rotaciones llegaron para quedarse.


El destierro

A pesar del boleto a Rusia, el panorama de los guerreros aztecas luce incierto. Los partidos moleros están dejando grandes beneficios económicos, pero poco aporte futbolístico.

En el viejo continente, la selección consigue su pase a octavos de final en el último minuto tras haber empatado con Costa de Marfil, esto aunado una victoria contra Suiza y una derrota con Uruguay. Como cada cuatro años, llegó el día de la batalla por el famoso quinto partido. La selección lucha contra sus propios fantasmas midiéndose a Chile. El destino dictó que Alexis Sánchez, Eduardo Vargas y Alex Vidal tendrían una noche mágica, quienes sentenciaron nuestro adiós del campeonato y la salida del colombiano ante el fracaso.


2) Al rescate: Matías Almeyda

El cielo

Luego de la consagración de las Chivas a manos de Matías Almeyda, el argentino recibe el llamado desde el Centro de Alto Rendimiento donde Decio de María y compañía, suplican que comande el barco ante el inminente naufragio.

El hombre que alguna vez ayudó a River Plate a volver a Primera, rápidamente empieza a mover sus piezas y perfila al equipo a un estilo muy característico a la albiceleste: aguerridos, destacando el manejo del juego con astucia y picardía. Empieza a ver un cambio de mentalidad en el seno del equipo. Los resultados no se ven reflejados, pero sus pupilos ofrecen un estilo atractivo.

Contra pronósticos, la selección se lució en Rusia marchando invicto en la primera fase venciendo a Egipto y Bélgica, y robarle un punto a Francia. Por ende, se abrió el telón para contemplar la obra más épica jamás vista. Once guerreros aztecas consiguieron llegar hasta semifinales arrollando a su paso a Suecia y a la sorpresiva Islandia.

Finalmente, Almeyda se convierte en una leyenda viviente del balompié nacional.


Infierno

Entre lágrima en los ojos, Jorge Vergara ve salir a Matías de Verde Valle quien se dirige a un cuadro dolido, confundido y desorientado ante cita que se avecina el próximo verano. El técnico lucha contra el tiempo y las lesiones que se han presentado durante la preparación.

Una vez en la máxima justa, México logra colarse por séptima ocasión consecutiva a los octavos, pero aparece un viejo rival: Alemania. El campeón del mundo, el equipo que le había costado la salida a Osorio camina firme hacia el bicampeonato. Julian Draxler les da la ventaja a los Teutones, pero Carlos Vela se hace presente y empata el marcador. Sin embargo en el ocaso del encuentro, Müller rompe el marco de Memo Ochoa y nos manda de regreso a casa.

El “ya merito” se hizo presente. No se consiguió el quinto partido. Ante la desilusión de más de 120 millones de mexicanos, Almeyda presenta su renuncia. Nuevamente, aparece el eterno dilema sobre quién será el próximo individuo que ocupe el banquillo de la selección.

@sebasaceves115

Sebastian Aceves
No soy norteño: soy de Tecate, Baja California. Empecé mi carrera en los medios a los 17 años en Radio Tecate 620 AM y como colaborador para el Semanario Punto y Aparte. Sigo estudiando y me gusta sufrir: le voy a Cruz Azul.

Comments

comments

Conoce al autor

Sebastian Aceves

Sebastian Aceves

No soy norteño: soy de Tecate, Baja California. Empecé mi carrera en los medios a los 17 años en Radio Tecate 620 AM y como colaborador para el Semanario Punto y Aparte. Sigo estudiando y me gusta sufrir: le voy a Cruz Azul.