Imprenta Lo de hoy

El partido más grande: Croacia

Aunque la Selección de Croacia que conocemos al día de hoy se formó a partir de la independencia de Yugoslavia a inicios de la década de los 90, el primer conjunto croata jugó en 1940, gracias a la Segunda Guerra Mundial y la invasión de las Potencias del Eje a Yugoslavia, un puñado de jugadores, aprovechando la coyuntura del estado independiente que se generó, disputaron una serie de partidos entre 1940 y 1942.

Sin embargo, tras el conflicto bélico, el conjunto yugoslavo volvió a unificarse y durante los próximos cuatro torneos, se convirtieron en invitados constantes, alcanzando la ronda de los ocho mejores en Suiza y Suecia, así como una semifinal en Chile 1962.

Después de aquel éxito, Yugoslavia se vió metida en una etapa mediocre, sin poderse clasificar, ni para Inglaterra 1966, ni para México cuatro años más tarde.

De vuelta, para Alemania en el 74, alcanzaron los cuartos de final, mismo resultado en Italia 1990, siendo su última participación como nación unificada en el torneo.

Yugoslavia.jpg

A partir de ahí, distintos estados se disolvieron y afiliaron como tal a la FIFA, lo que provocó nuevos países debutantes a lo largo de los siguientes mundiales.

Entre ellos, Croacia se presentó como uno de los primeros. Clasificados a Francia 1998. costa de Ucrania en un repechaje, el conjunto rojiblanco llegó al Grupo H, donde compartió grupo con Argentina, Jamaica y Japón.

Tras despachar a los dos últimos y sucumbir con la albiceleste, Croacia tuvo lo suficiente para alcanzar la segunda fase del torneo, donde derrotaron Rumania 1-0 y se pusieron en posición del partido más importante de su historia.

Alemania llegó a Francia después de conquistar la Euro de Inglaterra y cobrar revancha de aquel partido frente a los Ingleses en 1966.

El favorito era evidente: el tricampeón de Copa del Mundo.

Sin embargo, los ajedrezados, liderados por Davor Suker, bota de oro en aquel torneo, los croatas lograron lo que se pensó imposible: eliminar a Alemania.

fryryu4bwozsdrop4p0v.jpg

Con un gol de Robert Jarni en tiempo de compensación durante la primera parte y otros dos al final del partido de Goran Vlaovic y del propio Suker terminaron por orquestar el triunfo imposible y el que a la postre significaría el mejor resultado para su selección, se llamara Yugoslavia o Croacia: el tercer lugar.

Comments

comments