Imprenta Lo de hoy

El partido más grande: Inglaterra

Padres del futbol. La pelota comenzó a tomar forma, primero en las universidades y luego cuando se potenció en las distintas clases sociales de Inglaterra. Freemasons Pub es un sitio de peregrinaje para todos los amantes del deporte: la cuna. El sitio donde se establecieron las reglas del juego moderno.

Su posición como nación potencia en la época, recién consolidada la Revolución Industrial los puso como punta de lanza para llevar la pelota bajo el brazo a sus distintos dominios y donde tuviesen alguna empresa.

Entonces se propagó: Europa, América, Asia, África, Oceanía. Convirtieron el juego en global. Un lenguaje como el arte: universal. Todos lo entendían. Las manos no pueden entrar.

1934englanditaly460.jpg

Y como les sucedió después, la isla se convirtió en el único bastión inglés cuando se adoptó en los países. Ya se jugaba al futbol en domingo, contrario a la tradición anglicana y los nombres de los participantes ya sonaban a locales.

El inicio de los Mundiales, sin embargo, no contó con los padres del juego. De hecho, durante las primeras tres copas ni siquiera figuraron en el cartel. Fue hasta Brasil 1950 que se logró el boleto, quedando en la primera ronda.

Una edición después, sin embargo, lograron colarse a los cuartos de final, donde sucumbieron con Uruguay.

Y así, Inglaterra inició un “Calvario” que tuvo un vaivén: primera ronda, cuartos, primera ronda.

Entonces llegó 1966. El torneo más importante del balompié llegó a su cuna con una de las generaciones más importantes de su historia: Bobby Charlton, Gordon Banks, Bobby Moore, Roger Hunt, por mencionar los más famosos.

M409WGer1966Eng.jpg

La primera ronda fue casi trámite: empate a ceros con Uruguay, victoria ante México y Francia le valieron el pase a la siguiente ronda.

El “Imperio” parecía volver, este en un campo de futbol, derrotando 1-0 a Argentina en un partido recordado por la primer expulsión en la historia de las Copas del Mundo a Antonio Rattin, quién protestó en la alfombra exclusiva para la Reina de Inglaterra.

Luego despacharon a Portugal y a su estrella, Eusebio, en un duelo disputado, pero que terminó ganando el “conjunto de la rosa”, 2-1.

Y llegaron a la final. Wembley. Capital, catedral, corazón del futbol. Enfrente un rival que en otros ámbitos incluso se trató de enemigo: Alemania. Las cicatrices de la Segunda Guerra Mundial se abrieron con los hijos de aquel conflicto ya en la cancha.

Helmut Haller adelantó a los teutones, pero una rápida reacción británica de Geoff Hurst puso la igualdad que fue deshecha al minuto 78 con un tanto de Martin Peters de los locales. Sin embargo, Wolfgang Weber tuvo la última risa en el tiempo regular con el empate a falta de un minuto para terminar el cotejo.

Entonces tiempos extra: por primera vez en la historia, una final se decidiría en el alargue. Ahí cayó uno de las postales imborrables y polémicas en las historia. Geoff Hurst remató con rumbo a portería. El balón rozó el travesaño y cayó en lo que parecía tierra neutral, ni gol, ni no gol. Sin embargo, el árbitro lo vio dentro y marcó la anotación. Para unos, evidente, para otros robo. El tanto tomó la vista de un “espectro” y se quedó en la memoria como el “gol fantasma”.

Para el último minuto de juego Hurst, con el primer “hat trick” en la historia de las finales mundialistas puso el último tanto para la causa y firmó la victoria inglesa. “God Save the Queen”.

Omar García
Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar. Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más. Packer/Puma/Diablo/Met/Magic

Comments

comments

Conoce al autor

Omar García

Omar García

Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar.

Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más.

Packer/Puma/Diablo/Met/Magic