Destacado Lo de hoy

¿En verdad ganó México?

El pasado domingo, los Venados de Mazatlán se consagraron de manera invicta como campeones de la Serie del Caribe, que se celebró en la ciudad de Santo Domingo en República Dominicana. La novena dirigida por Juan José Pacho ganó dramáticamente la final ante Tigres de Aragua, gracias a un home run por parte de Jorge Vázquez.

De esta manera, los Venados consiguieron su segunda Serie del Caribe, la novena para un equipo mexicano posicionándose cómo el tercer máximo ganador de dicho torneo, sólo por debajo de República Dominicana y Puerto Rico con 19 y 14 títulos respectivamente.

En las últimas cuatro ediciones, México ha logrado clasificar a la final de las cuales ganó tres (2013, 2014 y 2016) y perdió una (2015). Gran parte se debe al cambió de formato de competencia que se implementó a partir del 2013, donde el campeón se definiría en un juego final en vez del equipo que ganara más juegos (Round Robin).

A pesar del gran logro conseguido, la delegación mexicana estuvo integrada por once beisbolistas no nacidos en nuestro país, originarios de los Estados Unidos, República Dominicana, Cuba e Italia, dos extranjeros más que el pasado campeón Naranjeros de Hermosillo en el 2014, lo que corresponde el 39% del roster total.

Tras la victoria de la Venados, el Presidente Enrique Peña Nieto los felicitó por vía Twitter y posteriormente los recibió en los Pinos el pasado martes. En él evento, Peña Nieto dio unas palabras de reconocimiento y admiración al combinado mazatleco: “Son ejemplo de triunfo, de éxito y de lo que México puede lograr cuando se propone alcanzar una meta y un objetivo”, “Felicidades, aquí les aplaudimos. Sinceramente nos emociona porque México está a la cosecha de triunfos y hoy estamos trabajando para ello”, mencionó.

La detonante de este acontecimiento genera dos preguntas: ¿Es válido el festejo de Peña Nieto? Y en cuestiones deportivas ¿En verdad gana México o solo él equipo?

Los problemas sociales que enfrenta el país actualmente, es sinónimo que los ciudadanos señalemos el gobierno de Peña Nieto. El deber del presidente es apoyar e incentivar a los atletas mexicanos que ponen en alto el nombre del país como los campeones de las ligas domésticas, mundiales, olimpiadas, entre otros.

Por otra parte, preocupa que año con año el representativo mexicano aumente su cantidad de atletas extranjeros, lo que reduce en oportunidades para los jóvenes, exportación de beisbolistas a la Major League Baseball y destacar en eventos de mayor talla como el Clásico Mundial Béisbol donde se no se ha dado podido dar el ancho y que buscará su pase en el mes de marzo.

Sin embargo, se están dando resultados que no se habían conseguido en muchos años.

Recientemente, el rey de los deportes nos ha dado más alegrías que nuestro querido fútbol.

Actualmente, México se coloca como potencia en la zona caribeña y por cada título conseguido, no gana el equipo, sino toda la liga. Tiene como tarea, la Liga Mexicana del Pacífico condicionar el número de extranjeros para evitar que se presenten situaciones como en la Liga MX.

Falta mucho por hacer, pero es más frecuente que el deporte mexicano consiga mayores logros. Si siguen por el mismo camino, a largo plazo se verán excelentes resultados.

 

Sebastián Aceves

Comments

comments