Destacado Imprenta

¿Equipo chico mata grande?

Se escribe un capítulo nuevo en esta reciente rivalidad del futbol mexicano. Pumas y Tigres se enfrentan en la Liguilla una vez más, ¿es muy pronto para hablar de paternidad?

En los últimos cinco años, se han jugado cuatro partidos de liguilla entre los equipos universitarios. La serie más importante fue esa agónica final de 2015, cuando Pumas se quedó a un paso de hacer historia y fue derrotado en penales en cancha propia, lo que significó la segunda coronación de los norteños en Ciudad Universitaria. (1977-1978)

La diferencia de goles es aplastante para los de San Nicolás, 11 goles a favor en cuatro partidos, para los de la UNAM, son 6 goles a favor. La más abultada fue un 5-0 a favor a los regios en el Volcán, el otro fue un empate a dos en CU y los dos encuentros en la final.

Estos resultados recientes han provocado un resentimiento en la afición auriazul, pero también un miedo constante por enfrentar a los regios. Claro que existe una paternidad en liguilla por parte de los Tigres y para los de C.U, la oportunidad se abre de nueva cuenta para vencer a sus demonios pasados. 

 

André Zúñiga

Comments

comments

Conoce al autor

La Barra

La Barra

Comentar

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *