De los bardos Destacado

La “F1esta” cobra vida

Finalmente: una dosis con el efecto Doppler que al que vuelve adicto la Fórmula 1. Los motores arrancaron a las 10 de la mañana y uno a uno, los monoplazas recorrían por primera vez desde 2017, el trazado del Hermanos Rodríguez.

Las tribunas finalmente ya tenían vida y desde las primeras vistas en el Foro Sol, la “F1esta” comenzaba a gestarse.

Los tiempos poco a poco iban entregándose al agarre de las llantas y los puntos finos eran analizados por los equipos que ya piensan en mañana y cómo se organizará la antepenúltima parrilla del campeonato 2018.

Después de hora y media, Max Verstappen se convirtió en el líder tras la práctica 1 y por cuarta ocasión consecutiva, un Red Bull termina liderando tras las libres del Gran Premio de México.

De nuevo, silencio. La pista se preparaba para un par de carreras complementarias, mientras esperaban el segundo retorno de la categoría reina por el día.

Tres de la tarde: aunque con un intermedio el caucho se entregaba al asfalto de la catedral del automovilismo mexicano, fue hasta que Kimi Raikkonen apareció que las tribunas volvieron a gritar. Segundas prácticas libres: los errores corregidos, nuevas apuestas que tenían a un presente apostando por el mañana de la clasificatoria.

De nuevo, los Red Bull conquistaron todo el palmo de la prueba y aunque el tiempo fue casi de media centésima más, Max Verstappen se fue por el viernes, como el mejor piloto del día, seguido de su co-equipero, Daniel Ricciardo. Sergio Pérez, por su lado, avanzó de la undécima posición en la primera práctica a entrar en el Top Ten en las segundas libres.

Finalmente, como empezamos. El espíritu de esta categoría permanece en silencio hasta que el nuevo sol, el segundo de este Gran Premio, anuncie la terceras prácticas libres y finalmente, la clasificatoria. El instante donde se sabrá la parrilla: la antesala inequívoca del Gran Premio: ¿la coronación o un respiro más?

 

 

@omarrgc

Omar García
Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar. Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más. Packer/Puma/Diablo/Met/Magic

Comments

comments

Conoce al autor

Omar García

Omar García

Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar.

Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más.

Packer/Puma/Diablo/Met/Magic

Comentar

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *