Destacado Imprenta

Martino: desde la cumbre buscada

El quinto partido: la última frontera. El sueño del que despierta México cada cuatro años y al que se accede cada que la fiebre mundialista nos vuelve a asaltar. Siete veces siete, espejos rotos, caminatas debajo de escaleras: la mala suerte, un golazo o los penales. De igual forma, a la Selección sólo le alcanza para estar entre los 16 mejores del mundo.

La hoja del calendario 2018 cayó y el ciclo mundialista ha dado comienzo: las ilusiones de clasificarse caminando, de ganar todos en el Estadio Azteca, de ponernos, de nuevo, la etiqueta de gigantes, aunque sea en CONCACAF.

Otro amanecer mundialista arranca con su clímax en Qatar dentro de casi, cuatro años. La silla, codiciada por la ya reciclada baraja de entrenadores en México ya tiene dueño: Gerardo Martino: conocido por sólo conquistar una Supercopa de España con el Barcelona, por llevar a tres seleccionados a la final de la Copa América y perder todas: una con Paraguay y dos con Argentina. Por conquistar sólo títulos con conjuntos guaraníes y pamperos en el campeonato local. Sin embargo, para México, su palmarés es suficiente con lo logrado en Sudáfrica 2010 con la selección rojiblanca: el quinto partido.

Paraguay: Sin mucha presencia mundialista entre 1930, arranque de la Copa y México 1986, se convirtieron en animadores de CONMEBOL y habituales invitados a la máxima justa del balompié mundial desde 1998, juntando cuatro clasificatorias consecutivas. Sin embargo, entre sus tres primeras incursiones, sólo pudieron alcanzar dos octavos de final, mientras que para Alemania 2006, se quedaron en la primera fase del campeonato.

Para Sudáfrica 2010, con Gerardo Martino como entrenador, la idea del equipo cambió y de hecho, se mantuvieron más jornadas en primer lugar de las clasificatorias sudamericanas que ninguna otra selección, aunque tropiezos clave, lo relegaron hasta la tercera posición, pero quedando por encima, incluso, de Argentina o Uruguay.

En el sorteo, el primer lugar se veía complejo, teniendo a Italia como cabeza de serie y compartiendo sitio con Eslovaquia y Nueva Zelanda, que en el papel, los tenía como rivales un poco más cómodos.

En el debut, alcanzaron sacar un empate a Italia a un tanto, llevando la ventaja en el marcador. Para los siguientes partidos, un triunfo frente a Eslovaquia y un empate a ceros con Nueva Zelanda, dieron a los guaraníes el pase a la siguiente ronda.

Con Japón, un partido trabado, de opciones desperdiciadas, llevaron a la última instancia al cotejo: los tiros penales. Por parte de Paraguay, todos fueron anotados. Enfrente, sólo falló Komano y así, por primera vez, la albiroja estaba entre los ocho mejores del mundo.

Para los cuartos de final, se enfrentarían a los grandes favoritos: España. Un partido disputado, igual y complejo para los entonces dominadores del mundo futbolístico. Un penal errado por la Furia Roja abría la puerta. Sin embargo, un remate de David Villa a los 83 minutos terminó el sueño y Paraguay puso el último punto a su mejor actuación en un Mundial.

Después, Martino emprendió el viaje a Europa y su regreso a Argentina y hoy, llega a un reto donde el ya está la brújula de un destino donde el “Tata” ya vió la cumbre a la que se busca acceder: los cuartos de final en una Copa del Mundo: el maldito, el ansiado, el desesperado quinto partido.

 

@omarrgc

Omar García
Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar. Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más. Packer/Puma/Diablo/Met/Magic

Comments

comments

Conoce al autor

Omar García

Omar García

Cuando era niño, mi sueño siempre fue ser un jugador más valioso del Super Bowl. Apenas vi mis habilidades atléticas supe que sería un riesgo… para el que me viera jugar.

Un día, negado a vivir como un fanático más, encontré en el periodismo la oportunidad de estar alrededor de este juego… aunque después de todo, sigo siendo un fanático más.

Packer/Puma/Diablo/Met/Magic