Destacado Imprenta

Matt Miazga: el nuevo rostro de la rivalidad

El 11 de septiembre –un día muy especial en la historia de EUA– se llevó a cabo un encuentro de futbol entre Estados Unidos y México. El “Clásico de CONCACAF”. Sin embargo, los jugadores de ambos equipos no eran los titulares. Es tiempo de cambio generacional. Ambas escuadras decidieron jugar, en su mayoría, con jóvenes que aunque ya tenían experiencia en selecciones menores, algunos vistieron por primera vez, la playera con la selección mayor.

No es ninguna novedad cómo se desenvuelven estos juegos: México buscando imponer condiciones y los estadounidenses esperando, bien parados, una jugada que les dé el triunfo– y mucho menos es sorpresa la superioridad que los de las barras y las estrellas creen tener ante los tricolores.

El partido se desarrolló más con ímpetu que con buen fútbol, aunque los “Aztecas” se mostraban superiores en el campo de juego, pero sin llegar a demostrarlo en el marcador.

Fue en una jugada en el segundo tiempo, la que desató la polémica. Diego Láinez peleaba el balón con un espigado defensa norteamericano; Matt Miazga. En el forcejeo se marcó falta a favor de la “torre” estadounidense, este volteó para insultar a Lainez, quien le plantó cara. La diferencia era notable. Matt con su 1.93, se veía “gigante” frente al 1.67 del canterano americanista, sin embargo, el jugador mexicano no se achicó.

El “gringo” comenzó a burlarse de la corta estatura del mexicano, lo cual “calentó” el partido y Ángel Zaldívar intentó encararlo, pero fue contenido por sus compañeros. Esto lo aprovecho Edson Álvarez para “colarse” y ponerse frente a Miazga –que a distancia seguía burlándose– quien al verlo de frente y luego de recibir un empujón, lo acusó con el árbitro asistente, quien no hizo caso.

El partido continuó. El norteamericano seguía burlándose de los jugadores nacionales, esto provocó que en un balón dividido, Zaldívar fuera con todo por el balón y en una clara falta saliera expulsado, quien al salir todavía fue provocado por el defensa del conjunto de las barras y las estrellas.

Esto generó un descontrol que fue bien aprovechado por el equipo dirigido por Dave Sarachan, generando su única jugada de peligro en el partido y concretándola.

En el pasado el “enemigo” número uno, fue por mucho tiempo Landon Donovan, ahora parece que esta rivalidad tiene un nuevo rostro; Matt Miazga. Que seguramente estará en el proceso mundialista y se verá las caras de nuevo con México, y seguramente con Diego Lainez, así que ya habrá oportunidad de tener una revancha. Al final del día, el futbol siempre las da. 

 

Chris González

Comments

comments

Conoce al autor

La Barra

La Barra

Comentar

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *