De los bardos Destacado

Real Madrid: La primera gloria europea

13 de junio, 1956.

Poco importó el camino de baches. Que el torneo, con invitación de la revista francesa L’Equipe, fuera ninguneado por los ingleses y rechazado por otros tres clubes, o que la final se jugara en patio ajeno.

Tampoco fue de relevancia el 2-0 a favor del Reims apenas a los 10 minutos de juego. Que Raymond Kopa hiciera lo que se le antojara con la defensa de los blancos para que Leblond y Templin anotaran quedó en mera anécdota. Ni siquiera el error garrafal del guardameta Juan Alonso en el segundo tanto o que, después de hacer la proeza de igualar el partido a dos gracias a rápidas anotaciones de Di Stefano y Héctor Rial, los españoles nuevamente vieran las redes propias sacudirse, ahora por Michael Hidalgo.

La igualada llegó de la fuente menos esperada. Marcos Alonso Imaz, mejor conocido como Marquitos, puso el 3-3 en la pizarra del Parque de los Príncipes. Recuerden bien ese nombre, que algo nos dice que al menos 2 generaciones más lo tendrán en mente.

Héctor Rial clavó la última daga. A 11 minutos del final, el nacido en argentina puso a los merengues por primera vez en ventaja. Arthur Edward Ellis pitó el final. 4-3. El primer campeón de la Copa de Europa se viste de blanco, juega en la capital española y se hace llamar Real Madrid Club de Futbol.

Contador de historias a través del deporte.

Comments

comments