Destacado Lo de hoy

Al final, se trata de títulos

Esta liguilla tiene un sabor especial: el clásico regiomontano. Es la lucha entre el primero y el octavo, David contra Goliath. El equipo que no soltó la cumbre de la tabla desde la semana 5 y otro que se coló en la última jornada.

Existe la idea de que la experiencia pesa en las fases finales, que los títulos ya obtenidos por los jugadores son un buen augurio para ganar otro. ¿Será cierto? Cada uno de los equipos ha ganado cuatro veces la liga local y en lo que va del presente milenio, Monterrey ha alzado el trofeo local tres veces mientras que Tigres lo ha hecho en un par de ocasiones.

Comparando a los jugadores de ambos escuadras, los Rayados juntan 104 títulos y los “Tigueres” 78. El devora-títulos de Rayados es Neri Cardozo con 15 campeonatos en total, destacando tres ligas argentinas, una Copa Libertadores y dos Copas Sudamericanas cuando estuvo en Boca Juniors. Mientras que el más ganador en Tigres es Damián Álvarez con nueve, la mayoría con Pachuca, como la Copa Sudamericana del 2006 y tres Concachampions.

neri-cardozo-boca-mexico

Siete jugadores de Tigres han estado en los últimos tres campeonatos felinos: Enrique Palos, Israel Jiménez, Hugo Ayala, Torres Nilo, la Palmera Rivas, Juninho y Damián Álvarez. Son casi todos los defensas y un arquero. En Rayados hay siete que estuvieron en el Apertura 2010, último campeonato de la Pandilla. Destacan Jonathan Orozco, Ricardo Osorio, Hiram Mier y Luis Ernesto Pérez. Este último estuvo también en aquel equipo que le dio la segunda estrella a “la Pandilla” en el Clausura 2003. ¡Ya llovió!

121111tvss3

¿Y qué hay de las figuras? Gignac y Sobis tienen cuatro y ocho trofeos cada uno. El francés sólo ha conseguido títulos locales en Francia y México, mientras que el brasileño ya ganó dos Libertadores jugando para el Inter de Porto Alegre. Por el otro lado están Pabón, Funes Mori y Cardona, quienes juntan apenas nueve. Parece que la relación entre el estrellato y los títulos no es directamente proporcional.

5605a4822ebac.r_1444051088887.0-0-1154-651

La comparación podría ser eterna, pero es un hecho que todos estos números se reducirán a nada cuando la pelota comience a rodar en Monterrey. Los campeonatos son historia, pero, ¿qué sería de la grandeza sin ella?

@alfredo_crosby

 

Comments

comments