Destacado Lo de hoy

Ligue de l’un

Bajo la Torre Zlatan, caminando por los Campos di María, un poco alejado del Palacio de Verratti pero pasando el Arco de Trapp y después de admirar la fotografía de Cavani acaparando los flashes de cámaras que normalmente recibiría la Mona Lisa, se encuentra el Paris Saint Germain, equipo que hoy ejerce monarquía y dictadura en la Ligue 1.

La hegemonía se consagró el pasado fin de semana, cuando con un triunfo ¡0-9! en campo del Troyes, los capitalinos aseguraron el título con ocho fechas de antelación, record histórico de las principales ligas europeas. Con ello consagró su cuarto título consecutivo pero apenas sexto de su historia.

El PSG como equipo grande nace, crece y ahora se reproduce (sino pregúntenle al Mónaco y su búsqueda de imitar el modelo) desde la aparición de Nasser Al-Khelaifi, el famoso jeque catarí que maneja los hilos del club.

Sus números de esta temporada han sido aplastantes: Un promedio de 2.5 goles a favor por .5 en contra por partido, diferencia de goles de +62, más que la cantidad de dianas que cualquier otro equipo, 41 tantos entre Zlatan Ibrahimovic y Edinson Cavani, cifra mayor a la anotada por 15 conjuntos, y la lista sigue…

Hasta el penúltimo día de Febrero, cuando perdieron 2-1 en Lyon, marchaban invictos y a la fecha es la única derrota de la temporada. 77 de 90 puntos disputados significan 85% de unidades recopiladas mientras que sus 77 tantos a favor suman más que lo que equipos como Troyes, Lille y Bastia suman JUNTOS.

A algunos les empieza a sonar como la “era del Lyon”, cuando desde la temporada 2001-2002 hasta 2007-2008 el futbol francés solo vio a este equipo alzar el trofeo de campeón. Quitando una “era oscura” entre 2009 y 2012, cuando cuatro equipos diferentes fueron campeones (Bordeaux, Marsella, Lille y Montpellier), solo estos dos equipos  han llevado la batuta de una liga en decadencia, donde un triunfo por nueve goles en campo ajeno puede calificarse como “normal”.

Pero la culpa no es del PSG, que con este temprano final de liga podrá enfocarse en romper el que ha sido su piso y cielo en los últimos cuatro años: los cuartos de final de la UEFA Champions League.

Acompañados por el Mónaco en la edición anterior y solitarios en el resto, los parisinos han llegado hasta y culminado su participación en las últimas ediciones de este torneo en la ronda de ocho equipos, algo que, tras eliminar al Chelsea por segundo año consecutivo, buscarán superar en esta ocasión y sin la preocupación local en mente, parece bastante viable.

En racha y despreocupado, el PSG irá por Europa buscando la primera semifinal para un equipo francés desde 2010, primera final desde 2004 y ¿por qué no?, el segundo título para un equipo de este país, solo logrado por el Marsella en la Champions League de 1993.

Parece un logro difícil, para algunos quizás imposible pero los factores y herramientas ahí están para que, entonces sí, todos los famosos monumentos del primer párrafo cambien su nombre por uno más indicado… o tal vez no.

 

@luisfridman26

Comments

comments